Escuela de verano

Comedor

OBJETIVOS

El Comedor es un servicio que ofrece la residencia, y como tal deben marcarse unos objetivos con una serie de actividades para alcanzarlos:

1.     Promover y desarrollar hábitos alimentarios saludables

2.     Garantizar una dieta que favorezca la salud:

  • Revisando los menús presentados
  • Incidiendo en que deben comer de todo

3.     Promover hábitos higiénicos saludables:

  • Lavando las manos antes y después de la comida
  • Aprendiendo a masticar correctamente
  • Utilizando los cubiertos
  • Manteniendo un ritmo de comida adecuado

4.     Desarrollar el compañerismo, el respeto y la tolerancia:

  • Respetando las normas
  • Respetando al compañero y sus diferencias
  • Cuidando el mobiliario y el espacio

5.     Conseguir un entorno físico y social saludable:

  • Habilitando un lugar para los abrigos, juegos, materiales de estudio que los alumnos y alumnas puedan llevar al comedor
  • Procurando un ambiente tranquilo.

NUESTRO COMEDOR

Se intentará en todo momento, que el comedor sea un espacio tranquilo, evitando tensiones en el momento de la comida. Para ello es muy importante que la entrada al comedor se realice de forma ordenada, evitando gritos y aglomeraciones, y la permanencia en el mismo se mantenga en la misma línea.

FUNCIONAMIENTO DEL COMEDOR.

1.     Se establecerá un solo turno para los usuarios del comedor, mientras sea posible por el número de comensales.

2.     Todos los niños y niñas comerán lo mismo, excepto los que necesiten dietas blandas y los menús especiales aconsejados por el médico correspondiente. Si hay algún tipo de intolerancia a ciertos alimentos, deberán decirlo y acompañarlo de un informe médico.

3.     Antes de entrar al comedor, todos los niños y niñas se lavarán y secarán las manos.

4.     Entrarán al comedor despacio y en silencio.

5.    Los usuarios del comedor deberán permanecer en sus sitios hasta que el monitor correspondiente les autorice a abandonar el comedor.

6.     Deberán comer de todo, tanto primero como segundo plato, así como el postre, adecuando la cantidad a su edad.

7.     Los alumnos y alumnas deberán entender que los monitores del comedor son los responsables durante ese tiempo, de tal manera que respetarán y obedecerán sus indicaciones. Éstos llevarán un diario de incidencias en el que anotarán los hechos que se vayan produciendo en contra de las normas de convivencia y de respeto. Las actuaciones de los alumnos y alumnas que atenten contra la convivencia y el respeto se comunicarán a las familias oralmente o por escrito.

8.     Siempre habrá un monitor o persona responsable vigilando a los alumnos y alumnas en sus distintas ubicaciones.